La importancia del pH

“El cuerpo es alcalino por diseño, pero sus funciones y metabolismo son acidificantes”

Albert Szent-Györgyi (1937) Premio Nobel y descubridor de la vitamina C.

La sangre tiene dos funciones vitales:

  • Aportar los nutrientes a todas las células del organismo.
  • Retirar de estas células los residuos tóxicos y ácidos que se producen como consecuencia del metabolismo de estos nutrientes. Estos se eliminan del organismo a través del intestino, riñones, piel y pulmones.

Para que se cumpla correctamente esta función, el pH de una persona se debe encontrar entre 7,40-7,45. Para ello, es imprescindible el aporte de bases para neutralizar los ácidos que fabrica nuestro organismo, las cuales se obtienen de los alimentos.

Este desequilibrio ácido-base no afecta sólo a la salud, sino también en la belleza y cuidado del peso.

Como he dicho anteriormente, una de las formas de eliminación de los ácidos es a través de la piel (el órgano de eliminación más grande del cuerpo). Al eliminar estas toxinas es cuando pueden aparecen todos los problemas cutáneos: acné, manchas, envejecimiento, eccema, psoriasis, entre otros.


LOS 4 PILARES DE LA ALCALINIDAD

1. Hidratación: se recomienda beber a diario de 1,5 a 2 litros de agua alcalina y rica en iones negativos.

¿Cómo alcalinizar el agua? Añade en un vaso el zumo de medio limón y una puntita de bicarbonato de sodio (¡alerta en dietas bajas en sodio!).

lemon-409088_640.jpg

2. Nutrición: los alimentos alcalinizantes ayudan a eliminar las toxinas y absorber correctamente los nutrientes que ingerimos.

¿Qué alimentos aumentan la alcalinidad?

  • Vegetales de hoja verde: lechuga, espinacas, brócoli (en crudo).
  • Frutas: uvas, kiwi, papaya, manzana, pera, arándanos rojos.
  • Frutos secos: hijos, pasas, dátiles.
  • Bebidas: té de hierbas, té verde, bebida de limón.
  • Endulzantes: stevia.

vegetables-490685_640

3. Remineralización: se recomienda complementar la dieta con sales minerales alcalinizantes. Estas neutralizan las toxinas expulsadas a través de la piel, importante en la renovación celular y estimulación cutánea.

Entre los minerales alcalinizantes se encuentran: calcio, magnesio, sodio y potasio.

4. Desintoxicación: es imprescindible estar limpio para absorber bien los nutrientes. Un colon e hígado congestionados darán lugar a una sangre menos oxigenada y por tanto, mayor número de toxinas.

Ya lo sabes… “la belleza depende del pH”

A.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: