Rutina de cuidado facial en tratamientos antimanchas

Hoy comparto el blog que he realizado en colaboración con Ladival, sobre qué cuidados hay que seguir cuando se está en tratamiento con despigmentantes.

Unknown

¿Qué es la hiperpigmentación?

La hiperpigmentación es una de las consultas más frecuentes en la oficina de farmacia ya que para muchas personas resulta un problema estético importante. Se trata de una alteración benigna en el color de la piel, que cursa con manchas oscuras de mayor o menor tamaño, conocidas también como hipercromías.

Las alteraciones de la pigmentación cutánea pueden tener distintas causas:

  • Un aumento/disminución de la producción de los melanocitos (células encargadas de sintetizar la melanina) o de la melanina (pigmento responsable del color de la piel).
  • Otras causas: exposición solar, embarazo, tratamiento con medicamentos fotosensibilizantes.

¿Qué cuidados hay que seguir?

En la rutina de cuidado facial en tratamientos antimanchas la clave del tratamiento es evitar la exposición prolongada al sol, por lo que se recomienda iniciar durante el otoño/invierno. Además, es muy importante utilizar un factor de protección solar elevado durante todo el año, incluso los días nublados. Estos deben contener un índice de protección alto y de amplio espectro (que proteja frente a la radiación UVA, UVB e IR-A).

La primera medida terapéutica que se debe tomar es la supresión del agente causal:

  • Evitar la aplicación de cosméticos que puedan provocar la aparición de manchas por contacto, como es el caso de los perfumes.
  • Utilizar fotoprotectores sobre todo en embarazadas, mujeres que tomen anticonceptivos o tratamientos con medicamentos fotosensibilizantes.
  • Evitar la exposición prolongada al sol.

Cualquiera que sea el método despigmentante elegido, se requerirá constancia, ya que sólo al cabo de tres a seis semanas de aplicación podrá comenzar a observarse algún resultado, que será manifiesto al cabo de varios meses.

Cuando se use un producto antimanchas se recomienda:

  • Realizar una prueba de sensibilidad antes de comenzar el tratamiento, aplicando una pequeña cantidad del producto en el antebrazo y ver el efecto en las 24 horas posteriores.
  • Proteger la zona tratada del sol durante y después del tratamiento para evitar la repigmentación de las manchas. Se recomienda aplicar el fotoprotector 15 minutos antes de salir de casa.
  • No aplicar el despigmentante sobre heridas abiertas, mucosas, eccemas o quemaduras.
  • Si tras 2 meses no se produce mejoría, debe interrumpirse el tratamiento y visitar al dermatólogo.

¿Sabías que todos los fotoprotectores de Ladival® te protegen frente a las radiaciones UV-A, UV-B e IR-A?

A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: