10 consejos para combatir las piernas cansadas este verano

El síntoma de piernas cansadas es uno de los problemas que más afecta a la población. Con la llegada del verano y las altas temperaturas, se produce una vasodilatación de las venas y por efecto de la gravedad la sangre se acumula en las piernas, la circulación se ralentiza y los síntomas van en aumento.

Young woman lying on the floor with legs up

¿Sientes cansancio, pesadez, hormigueo, hinchazón o dolor en las piernas?

Pues apunta estos 10 consejos para disfrutar de un verano sin piernas cansadas.

 

1. DIETA RICA EN FIBRA

La dieta y la obesidad son la razón más frecuente para la aparición de estos síntomas y los problemas intestinales, como el estreñimiento, tienen una influencia directa en la circulación de la sangre.

Por ello, es importante llevar a cabo una dieta saludable y rica en fibra (frutas, verduras, legumbres, frutos secos…).

 

2. MODERAR EL CONSUMO DE SAL

La mayoría de la población consume casi el doble de sal de la cantidad diaria recomendada (según la OMS se recomienda ingerir menos de 5 gramos al día). Esta puede ser sal común de mesa (cloruro de sodio) o de alimentos en conserva.La sal en exceso es la responsable de una mayor retención de líquidos, que a su vez provoca edema o hinchazón en las piernas.

 

3. BEBER 1,5-2 LITROS DE AGUA

Cuando decimos agua, nos referimos también a derivados (caldos de verduras, zumos naturales, etc). Así mantendremos el cuerpo hidratado y limpio, facilitando la eliminación de grasas y toxinas.

 

4. EJERCICIO FÍSICO

Si llevamos una vida sedentaria sin ejercicio físico, disminuye la circulación sanguínea de forma significativa y se pueden acumular toxinas en el organismo. La práctica de ejercicio suave pero constante y diario permite una mayor oxigenación de las células del organismo. Se recomiendan ejercicios encaminados a activar la circulación como la natación, ciclismo, correr o andar.

 

5. PIERNAS EN ALTO

Cuando por motivos de trabajo o cuando hacemos viajes largos pasamos muchas horas sentados, es conveniente no cruzar las piernas para que la circulación sea mejor, usar un reposapiés en la medida de lo posible y mover la piernas/pies de vez en cuando.

Durante la jornada laboral hay que ir cambiando de postura, no estar mucho tiempo de pie ni tampoco mucho tiempo sentado.

Para mejorar el retorno de las venas es recomendable, bien al mediodía o por la noche, tumbarse y elevar las piernas por encima del nivel del corazón durante 15-20 minutos al día.

 

6. ACOSTARSE SOBRE EL LADO IZQUIERDO

Siempre se ha dicho que dormir sobre el lado izquierdo es más beneficioso para la salud…

Beneficia la circulación sanguínea desde las piernas hasta el corazón, ya que el 80% de este órgano se encuentra en la parte izquierda del cuerpo y es más fácil bombear la sangre. Además, la vena cava (la más grande del cuerpo) se encuentra en el lado derecho, por tanto, haremos una menor presión sobre ésta.

 

7. AGUA FRÍA

Es preferible darse una ducha en vez de un baño para activar la circulación, y siempre con agua tíbia (máximo 38ºC) y terminar con agua fría directamente sobre las piernas para tonificarlas.

 

8. ROPA CÓMODA

No es recomendable usar ropa muy ajustada para así favorecer el retorno venoso de las piernas al corazón. Hay que prestar mucha atención al calzado (sobre todo si se usa durante la jornada laboral); este tiene que ser cómodo, ancho, y sin un tacón excesivo (máximo de 3 cm).

 

9. TEMPERATURAS ALTAS

Como he dicho al principio, el calor tiene un efecto vasodilatador sobre los capilares pequeños, cosa que dificulta aún más la circulación. Es importante no tomar el sol en las piernas durante mucho tiempo, evitar la depilación con cera caliente o fuentes de calor externas como las saunas.

En cambio, sí que es beneficioso el uso de productos como geles fríos, siempre realizando el masaje en sentido ascendente (de pies a rodillas) para favorecer la circulación y el retorno venoso.

 

10. MEDIAS DE COMPRESIÓN

Permiten una compresión graduada desde el tobillo y están disponibles en diferente longitud (hasta la rodilla, muslo o tipo panty) y diferente magnitud de compresión. Permiten descansar las piernas y agilizan la circulación, favoreciendo el flujo venoso y el drenaje linfático.

El uso de medias de compresión tiene un doble efecto, tanto preventivo en personas con riesgo de padecer insuficiencia venosa crónica (IVC), como terapéutico.

 

Para cualquier duda o aclaración no dudéis en escribir en los comentarios.

Y ya sólo queda disfrutar del buen tiempo que, por fin, ha llegado

¡Feliz domingo!

 

 

 

http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion/ejercicos_iv.pdf

http://www.consejogeneralenfermeria.org/docs_revista/Dossier_Salud_de_las_Piernas_e_IVC_Cinfa.pdf

http://148.228.165.6/PES/fhs/Dimension%20Educacion%20para%20la%20salud/Exceso%20de%20sodio.pdf

http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion-ejer/ejercicos_iv.pdf

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: