¿Cómo cuidar la piel después del verano?

Y… ya llegó Septiembre, uno de los meses menos deseados para muchos. Toca dejar atrás esos días de playa, Sol y relax y volver a la rutina.

Con la vuelta al trabajo, a los estudios o la vuelta al cole muchas veces se nos olvida cuidar nuestra piel… así que ¡apuntad estos tips a tener en cuenta!

La exposición prolongada al Sol, el calor y la deshidratación son algunas de las agresiones más comunes que sufre la piel después del verano. Si a esto se le añade la exposición a máquinas de aire acondicionado, el cloro de las piscinas, la arena o el viento, va a hacer que la piel esté más deshidratada y a su vez parezca más envejecida.

fotolia_125179595.jpg


El primer paso es realizar una exfoliación de la piel, así eliminaremos las capas más superficiales, y conseguiremos un estrato córneo más fino. Además, nos va a ayudar a disminuir el tamaño del poro y el brillo, estimular la producción de colágeno, eliminar células muertas e impurezas, dejando la piel a punto para los tratamientos que se realizarán a continuación. Esta puede ser mecánica o con scrubs exfoliantes.

El segundo paso es usar una mascarilla para aportar hidratación y reparar la piel en profundidad. Se puede empezar usándola todos los días o días alternos hasta observar una mejoría y después una o dos veces a la semana.

  • Para una piel mixta – grasa se recomienda una mascarilla a base de arcilla, caolín u óxido de zinc, que proporcionarán un efecto astringente y absorbente a la piel. Si además presenta ácido salicílico ayudará a eliminar los granitos e imperfecciones que pueda tener.
  • Para una piel seca, una mascarilla con excipiente de ceras (sólidas o semisólidas), que proporcionan un efecto emoliente dejando una película residual. Si presentan otros componentes hidratantes como baba de caracol, argireline, colágeno o ácido hialurónico van a aportar la nutrición necesaria.

El serum es el producto ideal a aplicar en épocas de deshidratación extrema (sobre todo después del verano y de estar tanto tiempo expuestas al Sol) antes de la crema habitual, y que lo ideal es usarlo de 3 a 4 semanas hasta notar una mejoría en la piel.

Para una piel mixta-grasa, un serum con alfa hidroxiácidos (ácido láctico, glicólico y cítrico) que eliminan las células muertas acumuladas y mejoran la hidratación cutánea mediante la retención de agua (más información en este post); o el ácido dioico que reduce la proliferación bacteriana de P. acnes, principal bacteria en acné.

Además, se les puede añadir niacinamida o vitamina B3 que refuerza la barrera de hidratación cutánea. Estos activos, formulados en un serum no comedogénico y oilfree, aportarán la hidratación necesaria a una piel grasa, pero minimizando la producción de sebo y previniendo la aparición de acné e imperfecciones.

Para una piel seca, se recomienda un serum con activos hidratantes y si además presenta agua termal en su composición mucho mejor, ya que todos los minerales y oligoelementos ayudan a la hidratación de la piel, a la vez que la regeneran de los daños sufridos durante el verano.

  • Humectantes hidrofílicos que retienen el agua restaurando el factor natural de hidratación (ácido hialurónico, aminoácidos como la arginina o serina) y aceites polihídricos como la glicerina o propilenglicol.
  • Lípidos hidrofóbicos que actúan de forma similar a los lípidos de la epidermis: ácido linoleico o linolénico, liposomas, vitaminas A, E o B5 (pantenol).
  • Además de toda una serie de aceites nutritivos como el aceite de ricino o de argán.

Es el momento de revisar las manchas o lunares por si se observa algún cambio o sospecha. Sigue la regla del ABCDE: A (asimetría), B (bordes irregulares), C (color), D (diámetro) y E (evolución). Más información en este post

Además, hay que tener en cuenta otros aspectos para cuidar nuestra piel desde el interior:

  • Beber mucha agua: de 1,5 a 2 litros al día.
  • Llevar a cabo una correcta nutrición sin olvidar los componentes grasos.
  • Reducir el consumo de tabaco y alcohol.
  • Aporte oral de ácidos grasos esenciales como el aceite de onagra, levadura de cerveza o vitaminas (A, B y E). Para una chica joven se podría recomendar ácido hialurónico con vitamina C vía oral, y para una mujer de edad más avanzada colágeno peptan o MSM.

 

¡BIENVENIDO SEPTIEMBRE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: