Envejecimiento digital o “digital-aging”, ¿lo puedo prevenir?

En los últimos años se han comentado mucho las consecuencias de la radiación ultravioleta: UVB (responsable del eritema y quemadura solar) y UVA (efectos a largo plazo como envejecimiento, manchas o cáncer de piel). Así como de la radiación infrarroja-A que es la que penetra en capas más profundas, la hipodermis, alterándola y provocando pérdida de firmeza y elasticidad.

El intervalo del espectro solar que provoca mayor preocupación por sus efectos sobre la piel es el de la luz visible que comprende una longitud de onda entre 400 y 700. También el de la luz azul natural (longitud de onda 400-500 nm) y artificial, procedente de ordenadores, smartphones… Como vemos es menos energética que las otras radiaciones, pero mucho más penetrante.


El mundo ha cambiado y nuestra vida gira en torno a los ordenadores, móviles o pantallas de televisión. Además, estamos expuestos constantemente a lámparas LED, luces fluorescentes o bombillas de bajo consumo…

fotolia_125292140.jpg

“El domingo pasado escuché el podcast de Cristina Mitre dónde la dermatóloga Cristina Eguren hablaba sobre las manchas de la piel. En él contaba un caso de una chica que estaba estudiando oposiciones y no salía para nada de casa, pero le habían aparecido manchas en el rostro…”

¿Por qué sucede esto?

Según varios estudios, la exposición a los rayos de esta luz visible, aumenta la producción de radicales libres, provocando un estrés oxidativo y fotoenvejecimiento. Además, hace que los melanocitos sean más inestables y estén sobre excitados, produzcan más melanina.

Entre los daños que provoca se encuentran las manchas, la pérdida de firmeza y elasticidad, aparición de arrugas, envejecimiento de la piel y daño indirecto en el ADN celular, muy similares a los producidos por la radiación ultravioleta A.

Todos estos efectos son debidos tanto a la luz azul natural que proviene de la radiación solar, como a la luz azul artificial, procedente de tabletas, móviles, ordenadores o lámparas. Este envejecimiento digital no viene determinado por la edad del individuo, si no por el tiempo y el grado de exposición, así como de nuestro fototipo.

Se ha visto que en pieles oscuras (fototipos IV-V) esta luz afecta más a la hora de sintetizar más cantidad de melanina y por consiguiente, se produce la aparición de manchas. En fototipos más claros también puede suceder la aparición de manchas pero con una mayor exposición a esta luz.

¿Qué otros efectos tiene la luz azul?

Además, esta luz tiene otros efectos negativos en nuestra salud. Por un lado, es la responsable de SVI (síndrome visual informático). Se produce por mirar fijamente al ordenador parpadeando con menos frecuencia de lo habitual, causando irritación ocular, fatiga visual, sequedad de ojos, visión borrosa… Lo sorprendente es que afecta al 90% de la población que está más de 3 horas seguidas delante del ordenador.

Por otro lado, el uso de estos dispositivos durante la noche se ha relacionado con problemas de insomnio porque inhibe y altera la secreción de la hormona melanina (se secreta de forma normal por la noche y ayuda a conciliar el sueño).

¿Qué puedo hacer para prevenir el envejecimiento digital?

Lo primero que hay que tener en cuenta es el uso del protector solar los 365 días del año y no sólo cuando tenemos el bañador puesto y vamos a la playa.

A la hora de elegirlo hay que buscar uno que nos proteja de todas las radiaciones (UVA, UVB, infrarrojo-A y luz visible), aplicarlo todas las mañanas y volverlo a aplicar cada 2 horas, y con SPF 30 o 50.

 

Ejemplos de como tiene que venir reflejada la protección frente a todas las radiaciones

Los filtros que reducen esta radiación en la longitud de onda de 400 a 500 nanómetros a nivel celular son los filtros minerales (dióxido de titanio, óxido de zinc, methylene bis—benzotriazolyl tetramethylbutylphenol (MBBT)). Además, se recomienda la toma de antioxidantes por vía oral que inhiben las especies reactivas producidas por la luz visible (Polypodium leucotomos o N-acetilcisteína)

Os dejo a continuación algunas recomendaciones:

  • Línea 360º de Heliocare: protege frente a todas las radiaciones y contiene Fernblock® (extracto de Polypodium leucotomos), un potente antioxidante con propiedades fotoprotectoras y reparadoras del daño solar. Diponible en diferentes texturas y con color (fotomaquillaje).
  • Fotoprotectores Isdin: todos tienen una tecnología Full Spectrum (UVA, UVB, IR-A e HE Visible). Mi favorito es FotoUltra Isdin Age Repair, tiene una triple acción frente al envejecimiento: protege, repara el ADN celular y revierte los signos visibles del envejecimiento.
  • Frezyderm SunScreen Velvet: protege también frente a todas las radiaciones, con una textura aterciopelada y un acabado mate durante 6 horas, absorbe la grasa y suaviza la apariencia de las arrugas.

Y la última novedad de Martiderm: URBAN FORCE SERUM-on top

Sérum con textura cremigel de rápida absorción. Con una acción hidratante antipolución que maximiza la función barrera de la piel y reduce la interacción de partículas contaminantes.

IMG_6118.JPG

Con SPF20 que protege de los rayos UV y también de HEV o luz azul, actuando frente el digital-aging.

Componentes:

  • BioShield: se trata de una matriz protectora que crea una película NO oclusiva y evita la interacción de partículas contaminantes con la piel, sin limitar su proceso de transpiración natural.
  • Polifenoles de maracuyá: estimulan el sistema de defensa antioxidante natural de la piel. Evitan el estrés oxidativo y protege de los efectos negativos producidos por la contaminación ambiental.
  • Spectrum complex: con filtros solares encapsulados SPF20 con alta tolerancia y protección frente UVA/UVB y extracto de cacao que protege frente HEV (luz azul) responsable del digital-aging.
  • Ácido hialurónico: hidrata la piel aportando máximo confort.

Perfecto para todo tipo de piel, no comedogénico.

Se puede usar como producto único por la mañana o en combinación con otro protector solar. Por su efecto “on top” se recomienda usar después de cualquier producto, excepto si usamos fotomaquillaje que se tendrá que poner antes.

Con una protección del 95% frente las agresiones externas*

*resultado in vivo obtenido en la Evaluación subjetiva de las características organolépticas y la eficacia. Eurofins EVIC. Marzo 2018. Ref: 18-0105/118.0037

¿Y vosotros como os protegéis del digital-aging?

Para cualquier duda podéis escribir en los comentarios

¡Feliz domingo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: