¿Debo seguir una rutina facial según mi edad?

Los tramos de edad en dermocosmética se pueden considerar como orientativos, ya que muchas veces se pueden ver pieles jóvenes muy dañadas o pieles maduras que se han cuidado a lo largo de su vida con un aspecto mucho más joven.

beautiful woman with a problem on skin

¿Hay que cuidar la piel de forma diferente, por ejemplo, si tengo 30 años o si tengo 40?

Encasillar unos productos específicos a una edad determinada no es lo correcto, porque el estado de nuestra piel va a depender tanto de factores internos (genética) como externos (tabaco, alcohol, alimentación, estrés…).

¿Acabas de cumplir los 30, te miras al espejo todas las mañanas y empiezas a verte las primeras arrugas de expresión?¿Nunca te has cuidado la piel y crees que es momento de empezar a hacerlo?

A partir de esta edad, la piel se va mostrando más apagada, aparecen las primeras arrugas de expresión (normalmente en el contorno de los ojos) y las primeras manchas.

Lo primero y más importante es la limpieza de la piel dos veces al día: por la mañana se eliminan las secreciones nocturnas de la piel, y por la noche se eliminan restos de maquillaje, secreciones y contaminantes del ambiente. Para más información sobre qué tipo de productos se recomiendan según el tipo de piel no te pierdas este post.

Exfoliar el rostro una vez a la semana para eliminar células muertas e impurezas, aportando luminosidad a la piel. Se pueden usar exfoliantes físicos o scrubs, químicos con alfahidroxiácidos o enzimáticos, que son menos abrasivos perfectos para pieles sensibles o reactivas.

Utilizar un sérum antioxidante antes de la crema habitual para proteger la piel frente el envejecimiento, ayudando a mantener un aspecto joven y radiante. Por ejemplo, con vitamina C (os dejo el post de la semana pasada sobre preguntas y respuestas de la vitamina C).

Por la mañana es muy importante no olvidar la protección solar y que sea de amplio espectro: ultravioleta A y B, infrarrojo y luz visible, para evitar el envejecimiento prematuro y la aparición de arrugas y manchas.

Por la noche, podemos optar por cremas de tratamiento, por ejemplo con ácido glicólico en una concentración entre el 8% y 15%. Se puede usar a mayor concentración una vez que la piel lo haya tolerado, se vea más envejecida, con manchas o marcas de acné. La textura dependerá de nuestro tipo de piel: seca, mixta, grasa o con tendencia acneica. Va a hacer una acción exfoliante arrastrando las células muertas dejando la piel suave y tersa, antiacné por su acción bactericida y antiarrugas por ayudar a regenerar el colágeno, y así recuperar la firmeza evitando la aparición de arrugas.

Es importante mantener hidratado el contorno de los ojos con productos específicos en formato gel con ácido hialurónico.

· Si tenemos bolsas se puede usar un contorno con algún activo drenante como la cafeína, a la vez que tomar algún complemento vía oral que haga el mismo efecto.

· Si nos preocupan más las ojeras azules o moradas, podemos optar por un contorno que tenga vitamina K como activo (anticoagulante) para corregir el tono y el color.

¡Y lo más importante!

  • no gesticular en exceso, fruncir el ceño o forzar la vista acentúan las arrugas de expresión.
  • beber dos litros de agua al día para mantener la piel hidratada.
  • dejar de fumar ya que el tabaco produce una gran cantidad de radicales libres.
  • evitar los cambios bruscos de peso, puede ser el responsable de la aparición de flacidez en el rostro.
  • descansar las horas suficientes, hacer deporte y evitar el estrés.

 

Sí que podemos afirmar que a los 40 años los signos de la edad se hacen más visibles y nuestra piel va perdiendo elasticidad y luminosidad. No olvides que la piel tiene memoria, y es en esta época cuando se empiezan a observar las consecuencias del daño solar acumulado y del ritmo de vida que llevamos actualmente.

La limpieza será igual o más importante que usar cualquier producto antiedad. Lo importante es ser constante, y realizarla siempre dos veces al día. En este caso se pueden usar productos que contengan activos antiedad que ayuden a la renovación celular y a afinar la textura de la piel, preparándola para los tratamientos que se aplicaran a continuación (ej: gluconolactona, ácido maltobiónico…).

Podemos optar por peelings químicos a base de ácido glicólico, para activar la renovación celular y atenuar las manchas cutáneas, una vez a la semana. A continuación, utilizar una mascarilla nutritiva para aportar flexibilidad y mantener la hidratación, disminuyendo las pequeñas arrugas.

Por la mañana antes de aplicar la crema hidratante, se recomienda usar un sérum antioxidante, sobre todo en pieles más apagadas o mujeres fumadoras para recuperar la luminosidad. La vitamina C o ácido ascórbico y sus derivados tienen propiedades reductoras y neutralizantes de radicales libres. Actúan sinérgicamente con la vitamina E o tocoferol, con una acción antioxidante y previene la formación de arrugas y manchas seniles. La phloretina es un gran neutralizador de radicales libres y tiene una acción despigmentante por reducir la formación de melanina. El resveratrol es un potente antioxidante que procede de la vid y mejora la luminosidad y densidad de la piel.

Las cremas hidratantes tendrán que tener una textura más rica, para compensar la menor secreción de lípidos que se produce con la edad. Como producto de tratamiento nocturno, se recomienda empezar a utilizar cremas reafirmantes para el rostro que aumenten la actividad de los fibroblastos, produciendo más cantidad de colágeno y elastina.

También son muy eficaces a esta edad los cosméticos con derivados de la vitamina A, como el retinol. Es el activo con mayor cantidad de estudios que avalan su eficacia en cuanto a atenuar los síntomas más comunes del envejecimiento cutáneo. Estimula la síntesis de colágeno, mejora la textura de la piel, cierra el poro, mejora las arrugas finas y profundas, favorece la renovación celular, regula el proceso de queratinización…

Por las mañanas hay que seguir aplicando el protector solar de amplio espectro (UVA, UVB, IR, luz visible) los 365 días del año. Se pueden elegir aquellos que contengan activos reparadores del ADN (como la fotoliasa), para revertir los síntomas visibles del fotoenvejecimiento.

Aplicar un producto específico para el contorno de los ojos, dos veces al día, con activos drenantes, tensores y reafirmantes. Pueden contener péptidos y células madre para redensificar la zona, cafeína para reducir las bolsas, vitamina C o E como antioxidante o ácido hialurónico para rellenar las pequeñas arrugas de expresión.

La nutricosmética (activos vía oral) van a ayudar a completar y complementar los cuidados cosméticos tópicos. Estos suplementos pueden contener ácidos grasos esenciales, colágeno, vitaminas, diferentes tipos de antioxidantes, que elegiremos en función de cuál sea nuestra mayor preocupación.

Y…¡No olvides!

El 80% de los signos de la edad está en tus manos y recibe el nombre de exposoma (incluye los factores externos, internos y cómo nuestro organismo responde). La protección y prevención frente a estos factores y la corrección de sus efectos sobre la piel, van a ser capaces de retrasar y corregir el envejecimiento cutáneo.

La piel no tiene edad, sino necesidades. 

5 comentarios sobre “¿Debo seguir una rutina facial según mi edad?

Agrega el tuyo

  1. Hola! Podrías decirme tu opinión sobre glicoisdin? No se si la formulación es buena o no.. Lo use al 10 y me fue bien pero me gustaría alguna opinión con fundamento :), gracias de antemano!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: