Rutina básica de cuidados

Cada vez somos más las personas que queremos tener una rutina de cuidados, bien para prevenir o tratar los signos del fotoenvejecimiento, combatir alguna patología como acné o rosácea o simplemente notar una sensación de confort.

En los últimos meses he visto tanto en los análisis de piel presenciales en la farmacia como online, como muchas personas están utilizando activos como retinol, vitamina c, o alfahidroxiácidos ,pero les falta, para mí, alguno de los pasos básicos que debe tener cualquier rutina.

Así que hoy vamos a ver cuáles son los 3 pasos principales que debemos seguir para cuidar nuestra piel antes de introducir cualquier otro activo.

Diseño sin título (7)

1. LIMPIEZA

La limpieza, sin duda, es el paso básico en cualquier rutina de cuidados. Y no me refiero a limpiarnos con agua (el agua del grifo no limpia) o con el mismo jabón que usamos para el resto del cuerpo.

¿Verdad que utilizamos productos específicos para el cabello?

Pues lo mismo pasa con el rostro, la zona íntima e incluso con la limpieza de los ojos, ya que cada zona de nuestro cuerpo tiene un pH específico y hay que adecuar los productos a ello.

Los que me seguís desde hace tiempo sabéis que soy muy pesada con la doble limpieza en todas las pieles y personas, incluso te maquilles o no. Primero hay que utilizar un limpiador de base oleosa que emulsiona con agua y luego un limpiador al agua como puede ser un jabón, espuma o agua micelar.

Con esto conseguiremos eliminar restos de protección solar, maquillaje, impurezas que se producen durante el día, contaminación, sudor y células muertas. Nos veremos la piel más limpia y luminosa, conseguiremos desobstruir y limpiar los poros (una de nuestras mayores preocupaciones) y haremos que los tratamientos que apliquemos a continuación penetren mucho mejor en la piel. Esta doble limpieza se hará preferiblemente por la noche, y luego por la mañana será suficiente una limpieza más simple con un solo producto.

A esto hay que sumarle, además, una exfoliación una o dos veces a la semana ya sea con un exfoliante físico, químico o enzimático según nuestro tipo o estado de piel. Esto es importante porque nuestra piel está en constante renovación, pero esta se va ralentizando con la edad, dejando una piel con un aspecto apagado y con falta de luminosidad.

2. HIDRATACIÓN

Otro de los pasos básicos que debe haber en cualquier rutina y que no hacemos muchas veces porque tendemos a confundir los términos hidratación y nutrición. El concepto hidratación hace referencia al gesto mediante el que se restablecen los niveles óptimos de agua en la piel, mientras que nutrición es fortalecer la barrera protectora natural de lípidos para evitar la deshidratación y sequedad (normalmente más indicado en pieles secas y/o maduras).

Una piel correctamente hidratada nos va a proteger frente a las agresiones externas como el sol, viento, frío o contaminación. Todas las pieles, incluso las grasas, necesitan hidratación. Muchas veces en este tipo de pieles tendemos a utilizar productos muy seborreguladores y a no utilizar productos hidratantes. Nuestra piel ante esta falta hídrica, reacciona produciendo más sebo para mantener la función protectora de la piel.

Además, es importante también aportar activos que refuercen la función barrera, como es el caso de las ceramidas. Tenéis un post aquí sobre este activo.

3. PROTECCIÓN SOLAR

De nada sirve gastarnos dinero en cremas antiedad si no nos aplicamos un protector solar todos los días del año. Siempre lo repito, pero es que el Sol es responsable del 80% del fotoenvejecimiento, y si a esto le sumamos el envejecimiento digital de las pantallas o luces LED y el efecto de la contaminación ambiental en la piel, aún más que más.

Es importante elegir productos de amplio espectro frente a la radiación UVA, UVB, infrarroja y visible (entre la que se encuentra la luz azul). Además, hay que tener presente que la radiación ultravioleta A y la luz visible atraviesan las nubes y los cristales, y son responsables del envejecimiento, pero también de la aparición de hiperpigmentaciones.

Os dejo dos post que hice: uno sobre el envejecimiento digital o digital aging y otro sobre los efectos de la contaminación ambiental en la piel.

¿Incluyes estos 3 pasos en tu rutina diaria? ¿Tienes alguna duda?

¡Feliz domingo!

 

 

2 comentarios sobre “Rutina básica de cuidados

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: